lunes, 14 de abril de 2014

.......¿Y las deudas prescriben?.........

Si observamos, siempre que estamos en alguna reunión entre amigos, en el descanso en el trabajo para el desayuno, en la cola de correos, en la sala de espera de un centro sanitario…..veremos que siempre hay alguien que pronuncia la palabra “Deuda”, y es que, quién no tiene una deuda en estos tiempos, el coche, los electrodomésticos comprados a plazos, la hipoteca…y las deudas fijas como son teléfono, suministros de la vivienda…..en fin nuestra vida está condenada a ir acompañada de deudas, más o menos pero siempre con deudas.

Debido a la situación que estamos viviendo, también es común dejar de pagar esas deudas porque no se puede, porque somos muchos en casa y con la ayuda o el sueldo que entra no nos llega, o porque esas deudas son muy elevadas y ya no sabemos como salir de ellas.

Pero también es cierto que detrás de esas deudas impagadas hay personas que la reclaman porque necesitan cobrarlas, por ejemplo la renta impagada del alquiler de la vivienda que sus padres le dejaron en herencia y que dicha entrada de dinero en casa es vital para que la familia pueda seguir adelante.
Para ambas situaciones, por un lado para defendernos cuando nos reclaman una deuda prescrita y por otro lado para que se nos pase el plazo legal establecido para reclamar unas cantidades que nos adeudan, escribo esta entrada en el Blog, para que todos velemos por nuestros derechos.

Para ello vamos a ir analizando brevemente cada tipo de deuda, ya que según quien sea el acreedor o deudor tendrá un plazo de caducidad o prescripción distinto.
En primer lugar haremos referencia al artículo 1961 del Código civil, “que las acciones prescriben por el mero lapso  del tiempo fijado en la ley”.

La prescripción de las acciones también se puede interrumpir como señala el artículo 1973 del CC, “La prescripción de las acciones se interrumpe por su ejercicio ante los Tribunales, por reclamación extrajudicial del acreedor y por cualquier acto de reconocimiento de la deuda por el deudor”.

Cuando hablamos de obligaciones solidarias, dicha interrupción afecta por igual a todos los acreedores y deudores, (artículo 1974 CC). Lo mismo ocurre cuando hablamos de obligaciones mancomunadas, si el acreedor reclama a un solo deudor la interrupción de la prescripción será para la parte que corresponda a ese deudor, y no para el resto de deudores.
Y por último la interrupción de la prescripción contra el deudor principal de una deuda  surte efectos contra el fiador, siempre y cuando la reclamación de la deuda sea por vía judicial, sin embargo las reclamaciones extrajudiciales o los reconocimientos de deuda privados entre deudor principal y acreedor, no afectará a la figura del fiador. (Así queda recogido en el artículo 1975 del CC).

Podemos pasar a enumerar los distintos plazos que la ley recoge para ciertas tipologías deudas,  ya que como hemos dicho según ante el origen y naturaleza de la deuda con la que nos encontremos el plazo de prescripción  es distinto.

Dicho periodo no olvidemos, comienza a contar desde le momento que el acreedor pudo reclamar la deuda y no lo hizo.
 Como regla general podemos comenzar con el plazo establecido en el artículo 1964 del CC, y es que establece que para las deudas de contratos personales, el plazo de 15 años, salvo que se señale otro término especial.
Como por ejemplo el que mismo recoge ese artículo para las acciones hipotecarias establece el plazo de 20 años para ejercer la acción de reclamación al acreedor, difícil de escapar de estas deudas. Dicho plazo comenzará a contar desde el vencimiento del préstamo o crédito de adquisición del inmueble.

Pasamos al plazo de 5 años, recogido en el artículo 1966 CC, para poder exigir el cumplimiento de las obligaciones de la siguiente naturaleza:
---Las de pagar la pensión de alimentos.
---Las de satisfacer el precio de arriendos.
---El de cualquier otro pago que deban hacerse por años o en plazos más breves.
Podemos generalizar diciendo que todos aquellos pagos anuales/mensuales prescriben a los 5 años.
Cinco años es el plazo para poder  reclamar el pago una factura de servicios de  luz, gas, teléfono….impagada, siempre y cuando la empresa que los suministra no haya realizado ningún acto reclamando dicha factura, pues cualquier reclamación extrajudicial interrumpiría la prescripción.

---A pesar de ello habría que resaltar que  la jurisprudencia no es tajante con dicho plazo de 5 años y es que algunos tribunales aplican el plazo de 3 años establecido en el artículo 1967.3 del Código Civillas acciones para exigir la obligación de abonar a los comerciantes el precio de los géneros vendidos prescribe en 3 años”, y es que  consideran que los contratos de suministros son afines a los de compraventa y por lo tanto les aplican el artículo 1967.3 del Código Civil.

Sin embargo, las tarjetas de crédito tienen un plazo especial, aunque que se puedan considerar cuotas en plazos breves como señala el artículo 1966, se fija el periodo de 15 años para ejercer la acción de reclamar las cuotas impagadas de las tarjetas de crédito que hemos usado y por supuesto los respectivos intereses de demora.

Seguimos en el mismo cuerpo legal y es que en el artículo 1967 CC,  recoge el plazo de 3 años para poder reclamar las siguientes acciones:
n     Los honorarios a jueces, abogados, registradores, notarios, escribanos, peritos, agentes y curiales, generados por el desempeño de sus honorarios así como los gastos que genere el desempeño de su cargo.
n     El pago a farmacéuticos de las medicinas que suministran.
n     Los honorarios que los profesores o los maestros generan por la enseñanza que dieron, o por el ejercicio de su profesión, arte u oficio.
n     La de pagar a los menestrales, criados y jornaleros por el trabajo realizado, así como los gastos que hubieses hecho concernientes a los mismos.
n     La de abonar a los posaderos la comida y habitación.
n     Abonar a los mercaderes el precio de los géneros vendidos a otros que no lo sean, o que siéndoles se dediquen a distinto tráfico.

Cuando contraemos una deuda con Hacienda, el plazo de prescripción es de 4 años y así lo recoge el artículo 66 de la Ley General Tributaria.

Pero tras la última reforma contra el plan de fraude las deudas contraídas en Hacienda por no declarar bienes o valores en el extranjero, NO prescriben nunca.

Otro organismo público al que también tenemos bastante en la Seguridad Social y las deudas contraídas a favor de ella prescriben a los 4 años y así lo recoge el artículo 21 de la Ley General de la Seguridad Social.

Cuando nos referimos a la posibilidad de reclamar el pago de una deuda mediante un procedimiento judicial especial sumario, el denominado juicio cambiario,  la acción para el acreedor prescribe a los tres años cuando el documento cambiario sea una letra de cambio o un pagaré, y de sólo seis meses cuando se trate de un cheque. Y así se recoge en el artículo 88 de la Ley Cambiaria y de Cheque.

No podemos olvidar que estos plazos se tendrán en cuenta siempre y cuando no exista ninguna acción extrajudicial o judicial por parte del acreedor, que si es negligente y vela por su derecho a cobro, estará pendiente que no prescriba dicho derecho.

Examinando noticias sobre este asunto encontré el siguiente titular que me resultó bastante interesante “Los plazos de prescripción extintiva de deudas en España, de los más amplios de Europa”
“……EAE Business School presenta el estudio “La prescripción de obligaciones de pago y deuda. Análisis de España y otras economías mundiales”, elaborado por Pere Brachfield, Director del Centro de Estudios de Morosología de EAE. En el Estudio se ofrece un análisis exhaustivo sobre la prescripción extintiva de deudas, los distintos plazos de prescripción en función del tipo de obligación adquirida y la tipología en las diferentes comunidades autónomas y el resto de países………”
“……..Pero, ¿los plazos son iguales en toda España? Pere Brachfield nos indica que no es así. En Cataluña, por ejemplo, el plazo de prescripción general es de diez años y no de quince, como en otras partes del estado. En Navarra, en cambio, el plazo de prescripción general se alarga hasta los 30 años, siendo así el más amplio de todo el estado…….”
“……¿Y en el mundo? Los plazos para que una deuda prescriba varían mucho según el país. Por tanto nos encontramos con enormes diferencias en lo que respecta a los plazos de prescripción extintiva. El plazo de prescripción puede ir desde el año, como es el caso de México, a los quince años como ocurre en España. Hay países donde las deudas prescriben a los tres años (Canadá, India, Alemania, o Polonia), otros a los cinco – seis años (Holanda, Francia, Reino Unido o Grecia) y otros con plazos similares a los que tenemos en España (Turquía, Suiza, Italia o Perú con 10 años, Portugal con veinte años)…….”

1 comentario:

  1. Feliz 2015 que todos tus sueños se conviertan en realidad. Besos

    ResponderEliminar