viernes, 8 de marzo de 2013

Derecho Urbanistico

Con la vuelta de CLQSC comenzamos comentando y analizando una noticia que fue publicada la semana pasada en diario de Cádiz con el siguiente titulas "El fiscal solicita cinco años de prisión por un delito de estafa para Abraham Butrón, a quien acusa de vender tres chalés que había construido de manera ilegal en un terreno rústico y no urbanizable del Pinar de María, en Chiclana."
Os hago un breve resume de lo que hablamos en el PROGRAMA NUMERO 40 DE CON LA QUE ESTA CAYENDO.
La situación urbanística de Chiclana es bastante peculiar, hay miles de viviendas construidas en suelo no urbano y por tanto consideradas  y conocidas como vivienda ilegales.
A esta situación se ha llegado debido al liviano control de la administración concretamente en Chiclana por parte del ayuntamiento. Es cierto que durante una época el control ha sido mayor, pero sin embargo esta falta de control, ha generado en la ciudadanía una mentalidad de que en cualquier lugar se puede construir.
Cuando un constructor, promotor construía una vivienda se supone que tendrían que hacerlo en un suelo urbano, y con las licencias de obra que otorgaría el Ayuntamiento, el problema ha estado en que el suelo donde se ha construido no era urbano, y por lo tanto se han construido sin las licencias oportunas.
Desde urbanismo se sancionaba a estos constructores con las famosas y elevadas sanciones económicas pero a la vez se habría otra vía que se denomina restablecimiento de la legalidad, que en resumidas cuentas le decían a constructor que derrumbara la vivienda, cosa que nunca hacia.
Y también persiguen a constructores, promotores, técnicos e incluso compradores mediante la vía penal, y es que le imputan un delito relativo a la ordenación urbanística, recogido en el artículo 319 y ss, delitos de estafa, falsificación de documento público, teniendo todos ellos su correspondiente pena de prisión, como la que hemos leído esta semana en las noticias publicadas.
Es común escuchar a muchas personas cuando nos acercábamos a comprar una vivienda construida en suelo no urbano, información que se omitía, tiene sus escrituras, su IBI, su luz contratada, pero eso no significaba que esa vivienda fuera legal, pues como hemos indicado en varias ocasiones esa vivienda no ha sido construida en suelo urbano por muchas cosas que nos digan que tengan. Es de resaltar que agua que no fuera de pozo no tenían.
En el caso de las noticias también hay imputado y condenado un arquitecto, pues era muy común firmar certificados de obras nueva, que luego se recogía en escritura y se registraba, que recogía información que no era cierta, eran falsos, de ahí la falsedad documental y por consiguiente la estafa.
Os dejo el enlace  del programa que  está muy interesante en todas sus secciones, con una entrevista a la  política Ana Rodríguez, que hasta el momento es una de mis preferidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario